domenica, marzo 09, 2008

Domingo Amigo

Observaciones culturales varias, que vienen a ser como fantasias animadas de ayer y hoy.

Efectivamente, hay momentos fragiles e intrascendentes, donde ponerse ante una camara supone un riesgo eventual minimo. Lo peor es que salga oscura o que el tipo que importuna en la otra mesa tenga mas presencia que uno mismo. Pero al final, ocurre lo contrario. La oscuridad es la suficiente para constrastar con un amanecer/atardecer con olor a otoño; el tipo de atras se movio justo a tiempo para dejarlo medio fantasma. Pero mas que nada, esta el ancho completo de un lounge semi vacio de un tren en viaje, un momento de pausa, una escena intrascendente y minima. Una miserable pausa entre dos luces cambiantes en algun momento de las probables 2 semanas de vacaciones anuales. Sospecho que asi podria empezar una novela imposible. Nacido en un pais donde el ferrocarril fue sacrificado en aras de la Pax Camionera, solo mantengo una nostalgia pequeña por ellos. Mas que nada, me interesa por imaginarme ser un buen lugar donde echarse a leer con periodicas miradas a una ventana en movimiento.
La foto corresponde a un set de Flick extraordinario llamado " One Family Through Time" y que voy a explotar tanto como pueda. Recoge las fotos de una familia entre 1953 y 1968. La novela inconclusa que se vislumbra en la presentación del set es mas clara de lo que aqui puedo decir. Una maravilla.